Colección Aire Nuevo

Manzanas


Antes de Eva hubo otra mujer, llamada Lilith. Eso, al menos, cuentan añejos textos de la literatura hebraica, como el Talmud y el Zohar.  Lilith fue creada al mismo tiempo que Adán, pero en lugar diferente del Edén. Para modelarla, el Gran Ceramista utilizó arcilla del río Tigris,  y para hacer a Adán empleó arcilla del río Eufrates. Ambas eran arcillas exelentes.

    El Gran Ceramista tenía sus caprichos. Así por ejemplo, inventó la luz el primer día, pero aguardó al cuarto para ubicar el sol en el cielo. Quien sabe de donde provenía la luz hasta entonces. EL caso es que, dada la distancia existente entre el Tigris y el Éufrates y la considerable frondosidad del Edén primigenio, Lilith y Adán tardaron mucho en encontrarse.

    Iba Adán distraído, jugando a colocar un pie tras otro en línea recta mientras andaba, y procurando no perder el equilibrio, cuando oyó un silbido, como los que emiten las serpientes para anunciar su presencia. Se detuvo. Entre los altos matorrales se deslizaba una figura morena y sinuosa.

Era Lilith, que intentaba llamar su atención.

Como tendía a considerarlo todo exclusivamente desde su ….